viernes, 2 de marzo de 2012

ALGO PARA LEER

LA RANA QUE QUERÍA SER UNA RANA AUTENTICA.


Había una vez una rana que quería ser una rana  autentica, y todos los días se esforzaba en ello.
En principio se compró un espejo en el que se miraba largamente buscando su ansiada autenticidad.
Unas veces parecía encontrarla y otras no, según el humor de ese día o de la hora, hasta que se canso 
de esto y guardo el espejo en un baúl.
Por fin pensó que la única forma de  conocer su propio valor estaba en la opinión de la gente, y
comenzó a peinarse y a vestirse y desvestirse ( cuando no le quedaba otro recurso ) para saber
si los demás lo aprobaban y reconocían que era una rana auténtica.
Un día observó que lo que mas admiraban de ella era su cuerpo, especialmente sus ancas, de 
manera que se dedicó a hacer sentadillas y a saltar para tener unas ancas cada vez mejores, y
sentía que todos la aplaudían. 
Y así seguía haciendo esfuerzos para que todos la consideraran autentica, un día un hombre le 
elogio tanto sus ancas: que si eran tan hermosas, tan brillantes, tan...tan...que creída que ya era 
autentica, no hizo nada cuando le arrancaron las ancas que se comerían y con amargas lagrimas 
alcanzó a escuchar que decían: "SON DE  RANA PERO PARECE POLLO".
Ojala te guste.XOXOXO

No hay comentarios:

Publicar un comentario